Ay Coby Coby

mayo 14, 2022 en Noticias

Nos alegra un montón saber que su hijo se encuentra bien, por supuesto. 

Pero permítanme una reflexión… 

Usted, madre, nos dice que ha sido una gripe común, unos días con un poco de fiebre, mocos, vómitos quizás, lo normal de un común resfriado. 

Sin embargo, hemos pasado, madres y padres de los niños que van a clase con su hijo, unos días raros, temiendo por si el niño hubiese dado positivo. 

Los resultados han llegado a los quince días, ¡rapidísimos! 

¡Qué eficiencia la sanidad publica! (es una ironía por si no lo habíais pillado) 

Y sorpresa: ha dado nada. 

Tal cual, en el referto pone: ¡no detectado! (He aquí la fiabilidad de los PCR)

¿Y si hubiese dado positivo? 

¿Embè? Se dice en Italia.

¿Y entonces?

Sabemos el protocolo sin sentido a lo que estaríamos sometidos.

Ya bastante tengo con ver a los críos con ese pañal en la boca.

El niño se encuentra bien, mi hija también, en la escuela todos los niños están bien y seguramente se resfriarán. Como el año pasado.

¿Entonces, cada vez que un chaval se encuentra mal, tenemos que pasar por ese suplicio?  

Esperar semanas para que nos digan positivo o negativo. 

¿Y si sale no detectado? 

De la serie reír por no llorar.

Estoy hasta el moño de tanta negligencia.

Yo propongo usar nuestras experiencias personales, nuestros sentidos, para descubrir en realidad que es lo que no están haciendo temer. 

¿Algo intangible que unos trozos de tela pueden parar? Absurdo.

Y no me vengan con eso de “yo lo hago por ti, tu hazlo por mi” porque antes de este delirio por lo que estamos pasando, te importaba un comino mi salud, mi vida, porque cuando me veías tirado en la acera, muriéndome de hambre, pidiendo una moneda para comer, mirabas a otra parte.

Nos han inculcado algo terrorífico, lo curioso es que nos alegramos de que un niño ha pasado una gripe. 

P.D.

Primera y ultima vez que hablo de este delirio llamado Coby. 

Sería suficiente con que todos dejasen de hablar de ello.

https://www.youtube.com/watch?v=DVaARXFUr3w

Share the joy